CARTA AL OPOSITOR

Publicado por:

Si está interesado en nuestro centro, antes de seguir visitando nuestra página web, le recomendamos lea con cuidado el texto que tenemos el gusto de exponer:

Ante algunas, aunque pequeñas críticas al aprendizaje y desarrollo de nuestras técnicas mecanográficas y la situación que se crea entre algunos estudiantes de esta asignatura (afortunadamente muy escasos) queremos dar algunas informaciones, tanto de tipo pedagógico como técnico, sin ánimo de molestar a nadie, pero sí de aclarar –si conseguimos que nos escuchen- de forma clara y definitiva lo que ocurre con esta asignatura y las complicaciones que conlleva su aprendizaje, desarrollo y dominio.

Antes de realizar la exposición de ideas y aclaraciones  sobre la materia, aunque no nos gusta, no tenemos más remedio que introducir el Curriculum Vitae de nuestro presidente como muestra palpable de la capacidad de conocimientos, trabajo, desarrollo en esta actividad profesional a lo largo de una vida y otros elementos que van estrechamente ligados a esta profesión, independientemente de la información que mantenemos en nuestra página web sobre autor, autores, especialistas y otros profesionales nunca igualados en nuestro país, los cuales establecieron durante un siglo los conocimientos técnicos con los cuales nuestra actividad y cualificación profesional ha sido, es y será la más alta en España.

Cuando hemos leído opiniones sobre el sistema que desarrollamos y en esas opiniones leemos que el sistema es lento, que es pesado, que no es ágil y variado en sus ejercicios, que es monótono y que se tarda algunos meses en finalizarlo, habría que comprobar la capacidad, la técnica, el conocimiento y el master en mecanografía que tienen esas personas (insistimos que escasas) y quién se lo acreditó, para poder realizar unas manifestaciones carentes de contenido profesional, conocimiento de la materia y en definitiva sin un aval autorizado que le lleve a determinar si lo que está recibiendo es bueno o es malo, si le conducirá al éxito que persigue y si después de meses de entrenamiento obtendrá el premio de haber conseguido pasar el listón que imponen las diversas administraciones en el temido examen mecanográfico y por fin ser auxiliar administrativo del Estado.

En las últimas pruebas selectivas a las Cortes Generales 2009/2010, obtuvimos cerca del 75% de las plazas, y en el examen del año 2010 en el examen de ingreso en la Escala Auxiliar del Ayuntamiento de Madrid el 80%, con la particularidad de que en este último examen al Ayuntamiento de Madrid, los opositores que accedieron a tal éxito fueron matriculados a partir de los meses de febrero, marzo y abril, incluso dos o tres en mayo, siendo el examen como todos sabemos al finalizar el mes de junio del pasado año.

A cualquier profano en la materia le debe de sonar a quimera que existan profesionales que en dos, tres o cuatro meses de preparación mecanográfica, desplacen la cantidad de problemas, fallos, traumas, manías y miedos que traen los alumnos –en la mayoría de los casos- después de años de mecanografía, de cursos por ordenador, de visitar una gran cantidad de centros, escuchar consejos faltos de profesionalidad, faltos de conocimientos técnicos en la materias, y por supuesto. ¿QUIÉNES SON ESOS PROFESORES QUE ME QUIEREN ENSEÑAR ESTA MATERIA? Y de dónde han sacado sus conocimientos y sus logros en el campo de la Mecanografía.

Muchas veces preguntamos a esos opositores si han visto escribir a algún profesor o profesora, o si han recibido información técnica escribiendo sobre un teclado, o si de las preguntas  que sabemos asaltan continuamente a los opositores han tenido respuesta satisfactoria y que haya corregido la dificultad motivo de tal pregunta; la respuesta no existe y no existe porque no hay profesionales que sepan lo que tienen que decir para corregir esas deficiencias, tan solo hay tecnología y amparándose en esa tecnología parece que se arregla todo. No es así.

Esta Federación realiza pruebas de ingreso para ver el comportamiento de las manos, velocidad, faltas cometidas y otras deficiencias que nos ayude a entender cuál es el procedimiento a seguir, cantidad de tiempo a utilizar, horas que se deben dedicar a éste o aquel ejercicio y en definitiva establecer un proceso de control y éxito que nos lleve a resolver el problema de la mecanografía definitivamente.

Currículum Vitae de Jaime Liébana Mena

  • Taquígrafo Parlamentario y funcionario de las Naciones Unidas de Ginebra (Suiza).
  • Funcionario de la Internacional Atomic Energy Agency, dependiente de las Naciones Unidas, con sede en Viena (Austria).
  • Director y profesor del Colegio Nuestra Señora de la Merced (La Elipa, Madrid)
  • Fundador, director y profesor del Centro Internacional de Secretariado “Goya”, rama administrativa y secretarial, Madrid, periodo de 25 años.
  • Socio colaborador-fundador, director y profesor de cursos de formación profesional, en la rama administrativa y Secretarial dependientes del Programa de Promoción Obrera (PPO), del Ministerio de Trabajo, hoy INEM.
  • Jurado del Tribunal examinador de la Rama Administrativa Laboral (antigua formación profesional) dependiente del Ministerio de Educación y Ciencia.
  • Director y profesor de cursos de formación profesional, rama administrativa y secretarial, en el Centro de Rehabilitación y Minusvalías Francisco Silvela, dependientes del Ministerio de Trabajo, formación a minusválidos con severas deficiencias.
  • Jurado examinador en los programas “Mejor Secretaria SIMO”, en las exposiciones monográficas SIMO, feria y mercado de la oficina moderna.
  • Director y profesor del Colegio religioso de las Agustinas en el barrio de la Fortuna, cursos de formación profesional, dependientes del Ministerio de Trabajo, Plan FIP.
  • Jefe de estudios y profesor del Centro Nacional de Formación Profesional de I y II Grado de Torrejón de Ardoz (Madrid), dependiente del Ministerio de Educación y Ciencia, periodo de 5 años.
  • Fundador, director y profesor del Centro de Estudios Torrejón.
  • Delegado de España en la Federación Internacional para los campeonatos mundiales de mecanografía, taquigrafía e informática “INTERSTENO”, sedes en Polonia y Bélgica.
  • Profesor e inspector de clases de la Federación Taquigráfica Española, calle de la Cruz, 5, Madrid.
  • Fundador y profesor de la Federación Mecanográfica Española, Madrid.
  • Director y profesor de cursos de formación profesional en “Repsol”, programa de adaptación del personal subalterno a categorías administrativas.
  • Programador y profesor de cursos a centros y profesores en las provincias de Bilbao, C. Real, Valencia, Zaragoza, Málaga-Sevilla y Burgos.
  • Presidente y profesor de la Federación Mecanográfica y Taquigráfica Española, 45 años al servicio de la Formación Profesional del País.

Otro asunto es usted, opositor.

En la antigüedad, como todo el mundo sabe, los cursos mecanográficos duraban 3 años. Primer Curso, Segundo Curso y Tercer Curso. ¡Santo Dios voy a estar tres años para poder acceder a la velocidad de crucero que me solicita la Administración! No, es que antes éramos muy torpes y claro necesitábamos esos años para encauzar nuestra actividad mecanográfica.

Ahora somos más listos, más capaces, más dinámicos y sobre todo más efectivos: nos acompaña la tecnología y eso es muy importante. Antes escribíamos a 500 pulsaciones aproximadamente en empresas comerciales, en la administración, en las Naciones Unidas, en los Pools mecanográficos y taquigráficos sobre máquinas mecánicas, con pocas posibilidades de equivocarte, sin poder tener tope marginador derecho (algunos no saben lo que es), procurando no sobrepasar los 65 a 68 espacios de línea pues corrías el riesgo de escribir en el rodillo, y todo eso a 500 pulsaciones o más. LA VERDAD es que sí, éramos muy torpes.

El que algunos alumnos pretendan obtener la debida preparación mecanográfica en unas cuantas horas no es más que el fiel reflejo de la mercantilización que nos meten por los ojos, con el fin de adquirir clientes que paguen un recibo y si en un tiempo que Vd. se marca como normal no consigue el objetivo, pues es que Vd. es muy TORPE, y debe de centrarse y concentrarse en escribir mejor. Pero ¿Cómo?, se pregunta más de uno, pues eso, ¡concentrándose! Lamentamos deciros que ese no es el camino.

Como decíamos al principio, la pesadez de los ejercicios, la monotonía, la poca diversidad, etc. nos mueven a pensar en encontrar algo más rápido, más dinámico, más efectivo, pero a esos opositores les tenemos que hacer una observación muy severa: el Método que impartimos no es lento, tan solo son 20 ejercicios. La lentitud está en SUS MANOS, faltos de destreza, de educación, de sincronización, de organización de movimientos, de control de los tiempos (dislexia mecanográfica), de anticipación, de imaginación… y seguiría con un montón de necesidades más. Y entonces viene la pregunta ¿sabe el opositor cómo obtener esa precisión mecanográfica que significa escribir una prudente velocidad de 400 pulsaciones por minutos, prácticamente sin errores, lo que equivale a casi 7 pulsaciones por segundo, escribiendo, en el mejor de los casos, 1 hora al día, 5 días a la semana de 148 horas que tiene la citada semana?

Es decir, ignoramos que es una profesión delicada, que deseamos teclear 7 pulsaciones por segundo, con precisión y sin errores, 5 horas a la semana y en un periodo no superior a 2 meses. ¿Pero quién le engaña?

La Mecanografía

Como cualquier especialidad difícil de controlar necesita tiempo, mucho trabajo, buenos profesores, buenas técnicas, paciencia y superación y poco a poco encontrar el camino de su control y su dominio, lo demás son cuentos.

Nuestra vida profesional está plagada de éxitos, de títulos, hemos sido campeones de España, campeones Interamericanos, campeones del Mundo, compitiendo con Europa, Asia y América, con profesionales, que sobrepasan en los Campeonatos Mundiales de Mecanografía y Taquigrafía e Informática las 800 pulsaciones por minuto, en pruebas de 30 minutos y con tan solo 4 ó 5 errores ¡bendita naftalina!, lo otro a no oler a nada es lo que lleva a la desesperación a miles de opositores a la nada, al ostracismo y a la degradación, ya que piensan que no sirven para esta especialidad, creándoles complejos que no deberían de existir y en su lugar debería de tener la oportunidad de alcanzar, con la ayuda de los profesionales, el nivel que su tesón y capacidad le otorgue y no la castración de sus esperanzas porque no hay nadie que le diga con honradez y conocimientos profesionales cuál es el camino para llegar a lograr la ansiada meta.

Otro tema importantísimo y que siempre se nos indica es el punto de partida de los ejercicios mecanográficos o bien de la copia mecanográfica si el estudiante ya está iniciado en ella, no importa la velocidad con la que actúe, indicándonos que, como siempre les han informado, se comienza y se retorna a la fila intermedia para cualquier movimiento que se quiera realizar en mecanografía. Veamos.

Está claro que las letras que existen en la fila intermedia, es decir, asdfg… etc. están en el teclado y por lo tanto tienen su misión y sus necesidades, pero a aquellos  que no saben la verdadera historia de esta colocación absurda y falta de técnica de conocimientos mecanográficos, les diremos, que esa forma de teclear desde la fila citada se debía principalmente a la falta de conocimientos técnicos de autores antiguos que editaban libros tratando de enseñar mecanografía. Esta falta de conocimientos les llevaba a tratar de establecer necesariamente un control del teclado y de los dedos para no perderse, con el consiguiente perjuicio que acarreaba al alumno tal situación porque hay un teorema en nuestro sistema que dice que los dedos deben abandonar una tecla para pulsar otra, ya que dejando el dedo pulsado sobre la tecla y pretender escribir con el siguiente sin levantar el anterior nos conduce necesariamente a dejarlos estancados sin posibilidad de velocidad ni de movimiento, base principal de la velocidad mecanográfica. Por otra parte, cabe preguntarse, si pulsamos una tecla y retornamos a la fila intermedia para luego ir posiblemente a la misma tecla pulsada o a otra de la misma fila, ¿no estaremos haciendo un doble trabajo? Existe una asignatura que se llama “Racionalización en el trabajo” Esta especialidad nos ayuda a entender cuanto decimos. No obstante hoy día se sigue informando de la misma manera que antaño sin corregir tan tremendo error.

Asunto máquinas mecánicas

Algunos alumnos se asustan cuando acceden a nuestras instalaciones y ven funcionando todavía las máquinas mecánicas y posiblemente alguno pensará que estamos en la prehistoria.

Posiblemente seamos el único centro que realiza el inicio de nuestra preparación con ellas. Pero vamos a intentar aclarar el proceso.

Cuando alguien intenta obtener una preparación, no importa la especialidad que sea, guitarra, piano, violín, conducción de coche, etc. ¿se compra el más bonito, el más caro, el más moderno, el más rápido? O por el contrario procede a realizar sus prácticas con aquellos utensilios no muy caros, de bajo coste, incluso de segunda mano, pensando en que estropeará con seguridad dichos utensilio en su proceso de aprendizaje.

Pero en Mecanografía la cuestión se  agudiza terriblemente, ya que son las manos las que tienen que ejercitarse, modularse, alcanzar las distancias, obtener la fortaleza de los dedos, caso de los meñiques, conseguir el dominio del movimiento, fortalecer los dedos y sus soportes, evitar la anticipación indebida de las letras, (dislexia mecanográfica tan común entre los alumnos de esta especialidad), conseguir la racionalización de movimientos, etc., etc.

Cuando la época de los ordenadores irrumpió en el mundo comercial, nos planteamos la decisión de abandonar definitivamente su concurso, pero nos dimos cuenta rápidamente de la dificultad que entrañaba preparar a esas personas tan faltos de condiciones en sus manos, escasa agilidad, falta de habilidad motriz en las mismas, etc., y pretender que escribieran sobre un teclado informático con un montón de hercios de velocidad, pero, ¿y las manos?, ¿qué ocurre con ellas?, son las que quieren escribir y si es posible a velocidades altas.

Afortunadamente la máquina mecánica consigue controlar y ayudar a todos estos movimientos mediante sus palancas portatipos, sus muelles, su retorno de escape y todo lo que  conlleva la mecanografía mecánica, mientras dura el aprendizaje, dotando al alumno de lo más elemental que se debe pedir en mecanografía ¡Educación de sus manos!, pues son sin duda a las que posteriormente vamos a recurrir para salvar la situación de pretender aprobar una oposición. Todos estos detalles están reflejados y explicados cumplidamente en nuestros libros y en nuestras charlas periódicas con los alumnos.

Y por último

Cabe preguntarse cómo es posible que nuestra querida alumna Esther Rojas, alumna de la oposición de este año en el Ayuntamiento de Madrid, haya conseguido el SEGUNDO PUESTO en la citada oposición con UNA SOLA MANO. Si somos capaces de hacer esto IMAGÍNATE CON LAS DOS y con la mitad de su inteligencia y capacidad para sobreponerse a los imponderables de la vida.

Atentamente,

Federación Mecanográfica y Taquigráfica Española

 

Sobre el autor: