IV CAMPEONATO NACIONAL DE MECANOGRAFÍA
MADRID 1948-1949

Campeonato Nacional

El IV Campeonato Nacional de Mecanografía celebrado bajo el patrocinio de la casa HISPANO OLIVETTI, fue el más importante de los realizados en España. Tomaron parte en él 3.820 concursantes. El Campeonato se desarrolló en dos fases: Regional y Nacional.

En la fase Regional se clasificaron 2.948 concursantes, de los cuales pasaron a la fase final los tres primeros de cada región; en total 21 participantes. Quedó en primer lugar y, por lo tanto, Campeón de Castilla, Ángel Liébana Ramírez.

La Fase Nacional de este Campeonato tuvo lugar en el Frontón Recoletos de Madrid, el día 9 de enero de 1949. Dicha prueba tuvo una duración de veinte minutos sobre un texto desconocido. Se proclamó CAMPEÓN NACIONAL de Mecanografía, Ángel Liébana Ramírez, de la Región Centro, con la velocidad de 533,55 pulsaciones netas por minuto.

 

RÉCORD DE VELOCIDAD MECANOGRÁFICA
MADRID 1953

Este acontecimiento se desarrolló en la sede de la FEDERACIÓN TAQUIGRÁFICA ESPAÑOLA, en la calle de la Cruz, 5 ante un Tribunal formado por la Junta directiva de dicha institución, un cronometrador oficial del  Real Moto Club de España, el notario D. Alejandro Bérgamo del Ilustre Colegio de Madrid y Ángel Liébana Ramírez.

Patrocinó la prueba la casa HISPANO OLIVETTI, para el lanzamiento al mercado de su máquina LÉXICON 80, con el fin de mejorar los rendimientos de sus anteriores modelos.

La prueba de velocidad y precisión mecanográfica constaba de diversos ejercicios: Copia de un texto elegido al azar, consiguiendo Ángel Liébana una velocidad de 593 pulsaciones netas por minuto. Dictado de un texto desconocido con el resultado de 622 pulsaciones netas por minuto. Trascripción de un texto de memoria, que correspondió a una velocidad de 616 pulsaciones netas por minuto.

Estos resultados se consideraban asombrosos con respecto al último Campeonato Nacional de 1949, pero al llegar a la última prueba entraron en el terreno de lo increíble, ya que un texto elegido por su especial dificultad en la máquina de escribir, marcó en líneas de 79 pulsaciones el formidable tiempo de 5 segundos 4-5, sin ninguna equivocación, que corresponde a la velocidad neta de 817 pulsaciones por minuto, los cual equivale a 13,61 pulsaciones por segundo, con cero por ciento de equivocaciones.

Esta nueva marca, nunca superada, se puede calificar como supervocálica, pues la velocidad obtenida sobre una máquina de escribir mecánica sin ayuda de la electrónica equivale a la pronunciación de más de 160 palabras por minuto. Con este récord se batieron las marcas, tanto nacionales como internacionales.